La Admiración a Marcos Pérez Jiménez

Uslar-perez-jimenez

Arturo Uslar Pietri sacó un cuadro de Pérez Jiménez de Miraflores cuando cayó su gobierno

Sí, es algo que sucede y pasa. Los venezolanos tienen una admiración oculta y manifiesta sobre el General Pérez Jiménez que a mi criterio es buena pero política e institucionalmente mala.

Buena porque la admiración se debe a que la gente mira una sola cosa: Hechos y no palabras. Pérez Jiménez fue un hombre que dejó algo visible y palpable, cosas que son irrefutable y que constantemente dan una bofetada arquitectónica y patrimonial a cualquier gobierno posterior al de èl.

Y Mala porque deja una estela subjetiva en la mente de los venezolanos y es la siguiente: Los militares son mejores que los civiles, los militares son más centrados, en un gobierno militarizado se hicieron más cosas…etc. Eso es malísimo para la democracia venezolana porque deja por sentado que la gestión de un dictador es mucho más efectiva y eficiente que un gobierno civil. Eso hay que cambiarlo.

Buena Gestión y Disciplina dos cosas que parece que carecen los gobiernos venezolanos, tanto la gestión como la disciplina no son conceptos militares sino civiles. Mientras que en otros países las “grandes obras” fueron hechas por civiles en Venezuela las grandes obras fueron hechas por militares; pongo el caso del General Antonio Guzmán Blanco que transformó a Caracas de una ciudad pueblerina a lo que hoy es como ciudad capital. Curiosamente Guzmán Blanco quería darle toques parisinos y transformarla en una “París Latinoamericana”.

Esto que se conoce como “la historia” es precisamente la razón por la cual ese corte militarista sigue presente y rondando el acontecer político, democrático e institucional del Estado Venezolano. No hemos salido del circulo vicio militar porque los civiles no han podido dar la talla, es así de sencillo. No se han podido poner de acuerdo los partidos políticos primero a nivel ideológico y segundo para encarar la creación de un PROYECTO NACIONAL que sea planteado seriamente al país.

El proyecto de Nación denominado Nuevo Ideal Nacional que orientó filosóficamente las acciones del Gobierno de Marcos Pérez Jiménez durante el período 1950-58 es algo que se recuerda, pero desde la instauración de la democracia no se sabe nada de “planes”. Solo se recuerda El Pacto de Punto-Fijo que posteriormente fue satanizado, aun cuando era necesario en su momento.

El PSUV tiene actualmente (2016) el llamado “Plan de la Patria” comprendido entre 2013-2019 que para bien o para mal es una serie de pasos para instaurar en el país el llamado “socialismo del siglo 21”. La oposición agrupados en la llamada MUD no posee un plan global de país. Ciertamente la MUD ha presentado planes pero de mediano alcance y en base a circunstancias electorales pero no con proyecciones a una década. Se entiende también que la MUD es una agrupación de partidos y por lo tanto es, sino imposible difícil, crean un Plan Nacional Unificado teniendo en cuenta la diversidad ideológica, pero es NECESARIO que lo tengan.

Somos un país que no está acostumbrado a PLANES sino a improvisaciones, eso es lo triste. La clase política debe corregir ese mal ejemplo al país y enrumbar la política a un plano más alto que involucre soluciones concretas pero con la formalización que se merece. Ya tenemos suficiente vieja política como para establecer cambios renovados y no solamente cambios de personalidades. Pareciera que la política venezolana es como una obra de teatro, es decir, la misma obra con diferentes actores que al cambiarlos les dan un estilo diferente, pero la obra sigue siendo la misma.

La obra tiene que cambiar, no necesariamente los actores, pero si la obra, porque la obra es el contenido, es el mensaje, es el objetivo y el fin de todo. Pongo el caso de el Sr. Ramos Allup que recientemente se juramentó como Presidente de la Asamblea Nacional, siendo él un político de edad avanzada y siendo militante de uno de los partidos de más larga data en el país Acción Democrática pudo, siendo un actor viejo, entrar en un escenario distinto y cumplir con un rol esencial.

Es decir, las personas independientemente de la edad no son el problema, el problema es la mentalidad con la que se afrontan los problemas. Quizás una persona mayor tenga más sabiduría y experiencia que un joven; y aun cuando el joven sepa de computadoras el mayor le enseñará cosas que él no sabe. El punto no es la edad, ni el color de piel, ni el nivel económico o político, el punto es la competencia y la mentalidad necesaria para asumir un rol, en este caso político.

Con esto voy al titulo del articulo, el país retrocedió y votó por Hugo Chávez porque no le importó la democracia, sino la venganza que él prometía realizar a la vieja política venezolana, destruir la cuarta república y hacer una nueva con el Movimiento 5ta República (MVR). El país, es decir los venezolanos, no tiene un referencial político-cultural de lo que es correcto; sino que ha existido un revanchismo político durantes más de 50 años en la palestra pública y no se ha direccionado la política a discusiones más inteligentes, serias y estructuradas, sino a la satanización, ridiculización y parodia del asunto político. Somos un país que tristemente le gusta la guachafita pero que luego anda pidiendo auxilio; el problema es cuando el que viene al rescate es el demonio vestido de El flautista de Hamelín que los va a llevar con su flauta rumbo al infierno. Somos incautos por naturaleza y simplemente no aprendemos porque nos da pereza aprender lo que es complejo y difícil pero necesario.

La admiración por Marcos Pérez Jiménez es la admiración por la autoridad, por lo formal, por lo que se dice y se hace, por los proyectos, por el bienestar, por la disciplina, la regla, el orden y los resultados. Esa admiración pareciera que la transmite únicamente la Fuerza Armada Nacional y no el contingente político del país y ese es el error que cometen los venezolanos que buscan la esperanza en un militar, y no los culpo porque en el mundo civil pareciera que esos valores mencionados al principio no existen o se perdieron.

Los medios de comunicación privados y públicos cometen un error al satanizar a los políticos y no en ser creadores de puentes y de encuentros que enriquezcan la opinión política venezolana; muchas opiniones y pocos debates de ideas, somos opinadores de oficio pero pocas veces debatientes en lo público. Los temas profundos parecen no interesarle a nadie de la televisión, la gente aunque parezca mentira le gusta profundizar en los temas y reflexionar y eso no se consigue en la televisión venezolana tristemente.

Por eso la poca o nula información política, incluyendo la historia política que no se difunde, que no se conoce, esa historia que crea y establece la cosmovisión política del venezolano está incompleta, inconclusa y tiende siempre a crean un elector disconforme, decepcionado y revanchista reflejándose así en los resultados electorales. El soberano simplemente trata de anular lo que lo afecta de forma personal. Aunque les duela a los socialistas, las elecciones siempre serán de forma individual y nunca de forma colectiva. Por tanto lo que afecta al YO afecta al TODO. No existe la “conciencia social” sino la conciencia individual; que dicha conciencia sumada expresa un resultado colectivo es otra cosa.

Para cerrar, solo diré que el venezolano solo busca una cosa: estabilidad. Cuando las cosas son estables todo funciona y hay confianza para trabajar, invertir, soñar, etc. Cuando hay inestabilidad y caos todo se descontrola y no funciona. La estabilidad sólo se alcanza cuando compartimos las mismas normas y valores; y actualmente eso no existe eso en el país. No sabemos lo que queremos porque nunca ha existido una buena oferta política aun cuando existe una altísima demanda. Recordamos el pasado porque el presente no supera lo mejor del pasado, nos sentimos estafados por el presente y queremos votar por un futuro que se asemeje a lo mejor del pasado. El problema es que el pasado no volverá y lo único que nos consuela peligrosamente es repetirlo hoy.

Anuncios

Acerca de Gabriel Niño

Escribo sobre temas que llamen mi atención no siguiendo ninguna regla en particular, gracias por visitarme.
Esta entrada fue publicada en Venezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s